RITUAL DE LA ABUNDANCIA


MATERIAL
  • 1 Velón Amarillo
  • 1 Esencia de la abundancia
  • Papel de Pergamino
  • Arroz 
  • Lentejas
  • Azúcar
  • 7 Varillas de incienso de Canela
  • 7 Monedas
  • Cofre o joyero
  • Pulverizador
  • Plato Blanco llano
  • Cerillas de madera

RITUAL
  •  Una hora antes de las doce de la noche, se pone en el bote de pulverizar la esencia de la abundancia y se rocían todos los rincones de la casa.
  • Después se prepara sobre un plato blanco el velón amarillo y a su alrededor se hacen montoncitos de arroz, de lentejas y de azúcar.
  • Se colocan las siete monedas también alrededor del velón y se prepara los inciensos de canela para encenderlo con cerillas de madera.
  • Una vez que se haya colocado todo, se enciende el velón y los inciensos de canela y se hace la petición al espíritu de la abundancia. "Tráenos Abundia toda tu abundancia.Tráenos caudales de tus riquezas,serenidad para tenerlas y amor divino para obtenerlas.Tráenos la fe de tu riqueza. Tú, gran Abundia, danos riqueza de pensamiento, de sentimiento.
    Tráenos Señora tus frutas frescas, tráenos verduras, tráenos dulzura.
    Tráenos también oro bendito, tráenos tus piedras, rubíes, zafiros.
    Tráenos, tú, prosperidad. Abre las arcas, saca tu cuerno de la abundancia y abre la llave del manantial. Chorros caudales danos y báñanos sobre todo con el amor supremo de Dios,
    con el fervor de la oración, con tanta fe, seguridad, prosperidad, de las manos de Dios.
    Abundia, Abundia, Abundia, gran Ser angelical,
    de la abundancia te pedimos a ti con tanto amor. Que escuches con gran fervor ésta plegaria oración de petición.Te agradecemos a ti señora Abundia, que traigas abundancia de planes nuevos y cosas nuevas.
    Todas benditas por Dios nuestro amoroso Señor.
    Amen."
  • Se escriben en un papel de pergamino las peticiones y se guardarán tres de las siete monedas en un cofre o joyero, una vez que se consuma el velón, y no se deben de gastar durante el año. (Se supone que así atraerá dinero a casa).
  • Las cuatro monedas restantes se darán al día siguiente al primer indigente que nos encontremos.
  • El arroz, las lentejas y el azúcar se han de enterrar en una maceta en la casa también, pues de esa forma no faltará prosperidad durante el año.